«Estamos viviendo acontecimientos muy graves en Cataluña. Acontecimientos que están rompiendo la democracia y la libertad común de la sociedad catalana. Los soberanistas, utilizando sin restricciones las instituciones que controlan, han iniciado un viaje al abismo. Hemos visto romper todos los procedimientos del parlamentarismo democrático en el Parlament, al margen, no sólo de la Constitución, sino del Estatut y de las normas e instituciones que han nacido de las decisiones de los propios representantes de la sociedad catalana».

Así empiezo el artículo que he publicado hoy en El Mundo. Bajo el título «Nos queda la palabra», reflexiono sobre las posibles soluciones a la crisis en Cataluña, convencido de que la única solución buena es la pactada.

Os dejo el artículo íntegro aquí: Nos queda la palabra (El Mundo)