Mi modelo de partido

Patxi López en Almería

Hoy, en Almería, he adoptado una serie de compromisos que definen el modelo de partido que yo quiero para el PSOE.

1º.- Si soy elegido Secretario General me comprometo a buscar la integración de compañeros y compañeras que representaban opciones distintas, en una dirección que sume ideas y voluntades para conseguir implicar a todos y todas en un proyecto común.

Y si no lo soy, me pondré al servicio de la nueva dirección y, de ninguna manera, participaré o alentaré ningún intento de organizar y ejercer la oposición interna a la nueva Secretaría General. Colaboración y lealtad. Algo que nos ha faltado y mucho, en los últimos años.

Es un compromiso personal, pero me gustaría que fuera suscrito también por el resto de los candidatos.

Voy a competir por la Secretaría General, pero no voy a competir por trocear el partido y hacerme fuerte con una parte de él.

2º.- Hace falta unir, pero también revitalizar el Partido, modernizarlo, abrirlo a la sociedad.

Y revitalizar el Partido es dar nueva energía a las Agrupaciones, es abrir la posibilidad de que cada militante pueda participar, opinar y aportar al proyecto socialista.

En demasiadas ocasiones a los militantes sólo se les llama para llenar mítines, hacer campañas o aprobar listas. Y así se rompe la complicidad de los militantes con el Partido y con sus dirigentes.

Por eso, yo propongo, por un lado que abramos de verdad las Agrupaciones y las Casas del Pueblo:

• Pongamos en marcha oficinas con representantes institucionales para atender a los ciudadanos y ciudadanas.
• Hagamos debates y consultas con los vecinos del barrio.
• Ofrezcamos servicios (tramitación de quejas, recursos, enseñanzas, dudas discales…)
• Programemos actividades culturales.
• Promovamos “causas” y campañas (frente a desahucios, por la construcción de equipamientos, por la defensa de los servicios públicos…)
• Cedamos los locales a los colectivos sociales.

Es decir, demos nueva vida a muchas de nuestras Casas del Pueblo que están languideciendo por falta de actividad.

Y por otro lado, quiero proponer fórmulas para que todos los cargos orgánicos e institucionales de este partido tengamos la obligación de contar con las opiniones de la militancia y tengamos, también, que dar cuenta de nuestra gestión.

Por eso propongo que el próximo Congreso apruebe la celebración de una Conferencia Anual de Balance y Estrategia.

Para que, partiendo de un informe elaborado por la Comisión Ejecutiva, los militantes debatan, enmienden y aporten sus opiniones y propuestas, y para que sea aprobado como valoración de la gestión realizada y como referencia de lo que debe hacer el Partido en el siguiente periodo.

3º.- Ningún militante sin voz, ningún poder sin control. Es la esencia misma de la democracia. Las consultas directas a la militancia son complementarias con el sistema representativo. Y una y otra no están enfrentadas.

Una consulta recoge el sentir mayoritario de la militancia (sí o no a una determinada cuestión). Pero lo único que recoge la pluralidad de ideas y opiniones de todos los militantes es el sistema de representación.

Y por eso, el sistema democrático, también el de nuestro partido, debe compatibilizar las dos cosas: el sentir mayoritario de la militancia y la representación de la pluralidad desde el respeto a las minorías.

Y para ello debemos regular bien las consultas y quién tiene la capacidad de convocarlas.

Yo propongo que los militantes sean consultados en los asuntos de especial relevancia; en los que se evidencia una clara división de pareceres y en los que generan gran incertidumbre y que sean convocadas por el Comité Federal a propuesta de la Comisión Ejecutiva.

No hay ningún sistema democrático en el que su Presidente pueda convocar a su conveniencia referendos sin la aprobación de su Parlamento, porque sería entregar todo el poder a una sola persona y eso no puede ser, siempre tiene que haber límites, controles y reglas sobre cualquier tipo de poder.

Pero tampoco puede ser lo contrario. Que un Secretario General elegido por la militancia pueda ser revocado de cualquier manera.

4º.- Por eso, propongo, que en el futuro, un Secretario General elegido por la militancia sólo pueda ser destituido por la militancia. Es decir, que si el Secretario General perdiera la confianza y fuera censurado por el órgano al que le corresponde su control (el Comité Federal), será obligatorio que, a través de las dos fórmulas que tienen raíz en nuestras normas y en nuestra cultura democrática: la moción de censura o la moción de confianza, éstas sean ratificadas en una consulta a la militancia.

5º.- Y por último, una cuestión que puede parecer menor pero que me parece importante en este proceso interno que estamos viviendo: las primarias son un avance que mejora la calidad de nuestro sistema democrático interno. Y dentro de ese sistema de elección el contraste de ideas, de modelos y de proyectos es fundamental para que los militantes puedan decidir disponiendo de toda la información posible. Y por ello, los debates entre los diferentes candidatos debieran de formar parte intrínseca de este proceso.

Así que pido a todos los posibles candidatos que nos ofrezcamos para hacer debates públicos en los que contrastar ante la militancia nuestras propuestas.

Yo, desde aquí, me comprometo a ello.

Puedes leer aquí el resto de mi intervención de esta mañana en mi encuentro con compañeros y compañeras de Almería.

Puedes descargar la intervención de esta mañana de Patxi López en su encuentro con militantes de Almería en este enlace:

Intervención de Patxi López en el acto político de Almería

2017-06-15T09:45:14+00:00 18/02/2017|Primarias PSOE|3 Comments

3 Comments

  1. Io 18/02/2017 at 17:15 - Reply

    Que desenfoque tan cansino, compañero.

    El PSOE ya se olvidó, orgánicamente, del marxismo y de octbre de 1934, pero sigue con la matraca de la “superioridad moral” de la izquierda.

    Y la pifia porque la defensa del interés general y la eliminación de las injusticias no pasan porque el PSOE alcance de nuevo el poder sino’ porque no se hagan con más poder ni los secesionistas ni los nuevos mencheviques vestidos de universitarios sesudos, peleones, avispados y capaces de obtener financiación del petróleo de aquí, del de allá y de las televisiones del turbante.

    España, este país de tamaño discreto, que optó por reproducirse poco, por ser laxo con la delincuencia, por primar la “rehabilitación” de calendario frente al cumplimiento intégrons de l’as pensa establecidas en Sentencias firmes, por descuidar un tantôt su défense y el cultivons de una sólida cultura de Defensa.

    Son tiempos de unión entre los constitucionalistas y no de otra cosa.

    Pongamos de relieve lo que nos une, en vez de exacerbar las diferencias.

    ¿Puede usted entenderlo, compañero?

  2. Bitacoras.com 18/02/2017 at 18:19 - Reply

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hoy, en Almería, he adoptado una serie de compromisos que definen el modelo de partido que yo quiero para el PSOE. 1º.- Si soy elegido Secretario General me comprometo a buscar la integración de compañeros y compañeras q…

  3. Antonio Calvete 11/03/2017 at 18:05 - Reply

    He leido tanto el texto de Burgos como el de Almería.Generalidades, ideas que cualquiera puede aceptar.
    Me llama la atención tanto hablar de unidad y no plantear un acercamiento a Pedro Sánchez; somos muchos los que pensamos que una candidatura conjunta serviría, de verdad, para unir al partido. Por otra parte, unidad, ¿para qué? De eso se habla menos.
    El listado de actividades que va en el punto 2 no se diferencia nada de lo que se puede hacer en una Asociación cultural-recreativa o en un Centro Cívico municipal.En las Casas del Pueblo, sin perjuicio de que puedan hacerse esas cosas, hay que hacer política; es decir, los militantes han de tener la oportunidad de debatir sobre lo que pasa en el mundo, en España y en su ciudad o pueblo, manifestar su opinión sobre los asuntos que les preocupen o importen y elevarlos a las instancias del partido que corresponda para que se trasformen en iniciativas en los Plenos, Asambleas o Parlamento.
    Y en cuanto a las consultas directas.Sólo pueden hacerse en aquello que no esté en el programa electoral. Es decir, lo que se ha escrito en el programa está para cumplirlo sin preguntar a nadie. Sólo si surge algo imprevisto y de muchísima relevancia se debería someter al criterio de la militancia. Y, por supuesto, para la elección de dirigentes por medio de primarias.

Leave A Comment Cancelar respuesta