La derecha se ha olvidado de las empresas

Cuando la derecha habla de economía habla de la especulación, pero no es lo mismo. No es lo mismos apoyar la especulación que apoyar la economía.

La especulación no genera riqueza, lo que hace es apropiarse del esfuerzo ajeno. Como dicen en las películas “se trata de que el dinero de sus bolsillos pase a los nuestros”.

La economía real es la que se crea con esfuerzo, con la colaboración de empresarios honestos, de pequeños comerciantes y de trabajadores.

Ésa es la economía que defendemos los Socialistas.

No es verdad que los Socialistas estemos en contra de los empresarios. Todo lo contrario, necesitamos buenos empresarios. Pero sobre todo necesitamos buenas empresas. Nosotros estamos en contra de los tiburones, de los que se visten el traje de empresarios y se ponen a saquear el esfuerzo colectivo. Contra esos sí que estamos y no vamos a parar.

Pero nos hacen falta buenas empresas, modernas.

La derecha habla de libertad de mercado, pero no es verdad. Lo que quieren es un mercado sin defensas para saquearlo. Los Socialistas sí que defendemos la libertad de mercado: un mercado que garantice la igualdad de oportunidades a todas las empresas. Ésa es la libertad verdadera, la que garantiza que una empresa de Bilbao, de Madrid o de Hamburgo tengan las mismas oportunidades en el mercado global europeo y mundial.

Ése es el libre mercado que defendemos los Socialistas.

Y hay mucho por hacer. Porque si hay desigualdades entre las personas, entre países del Norte y del Sur, hay también desigualdades entre las empresas.

Y sobre todo hay una desigualdad insoportable entre las entidades financieras, los especuladores y las empresas de la economía real.

La economía no crece sola, los que salen solos son los tiburones.

Una economía próspera es el resultado de un gran esfuerzo colectivo, de un gran pacto ciudadano para crear bienestar.

Y la derecha se ha olvidado de las empresas. Se ha olvidado de fomentar las condiciones para que puedan concurrir en igualdad de condiciones.

Los Socialistas queremos relanzar la economía. Queremos unir las fuerzas y ponernos a trabajar para crear nuevas empresas y modernizar las que tenemos.

Para la derecha la economía termina en los bancos. Hemos dado cantidades ingentes para tapar los agujeros de los malos banqueros. Pero hemos dejado caer a las empresas.

Las empresas españolas tienen los costes energéticos mayores de Europa. Y tienen que pagar unos intereses exorbitantes comparados con los créditos de las empresas alemanas.

¿Como vamos a competir en igualdad con estas condiciones?

Hay pocas cosas que regula tanto (o desregula tanto) la Unión Europea como la economía. Por eso es importante un Parlamento de izquierdas en Europa. Un Parlamento fuerte que pueda poner a toda Europa a trabajar para relanzar la economía.

Y somos los Socialistas los únicos que tenemos un proyecto económico para Europa y para España.

Pedimos que los gobiernos, que las instituciones públicas participen en el esfuerzo colectivo para modernizar nuestras empresas y crear las condiciones de progreso.

La primera medida es que pongamos al capital financiero a trabajar. A trabajar de verdad y no a especular. Tenemos que hacer que la especulación no sea rentable, que les salga caro y se pongan a trabar. A invertir en proyectos de progreso.

La única razón para ayudar a los bancos con dinero público era que ayudaran ellos a las empresas y a las familias. Y no han cumplido el trato. Se han quedado con el dinero y han restringido los créditos para la economía verdadera.

Tenemos que crear líneas de crédito europeo en igualdad de condiciones para todas las empresas. Si no es imposible que salgamos adelante.

Tenemos que modernizar nuestras empresas. Modernizarlas con la ayuda de las instituciones públicas.

Hay que pasar conocimiento de las universidades y laboratorios de investigación a nuestras empresas, que la mayoría son muy pequeñas y no lo pueden hacer por sí mismas.

Hace falta un acuerdo serio de modernización entre trabajadores, sindicatos empresarios y Administración Pública.

Y tenemos que fortalecer la investigación propia. La investigación es lo que genera la posibilidad de mejora la competitividad. Pagando suelos de miseria no se mejora la competitividad de las empresas, teniendo modernos centros de investigación que colaboran con empresas sí que se mejora la competitividad.

La derecha hace lo contrario, ha dejado en la miseria a casi todos los centros de investigación en España.

Tenemos que fomentar grandes fondos de inversión, no para que vayan, como piratas, de empresa en empresa haciéndose con sus beneficios, sino para crear nuevas empresas modernas, para dar salida a las iniciativas de nuevas propuestas empresariales.

La economía es un bien público y es tarea de todos, del gobiernos también. Por eso una parte de los impuestos se tiene que reinvertir en economía.

Los Socialistas estamos dispuestos a ello. Estamos dispuestos para plantear un acuerdo ciudadano por la modernización de la economía española.

Estamos dispuestos a llegar a acuerdos con empresarios y sindicatos para esto.

Estamos dispuestos a invertir parte de los impuestos para generar riqueza en el futuro.

Y estamos dispuestos a parar en seco la especulación. Estamos dispuestos a poner controles serios para que el libre mercado no sea el mercado de los lobos que se comen a las ovejas, sino un mercado que garantiza igualdad de oportunidades a todas las empresas.

2014-05-20T12:11:59+00:00 20/05/2014|Blog|0 Comments

Leave A Comment