Si quieres cambio, vota socialista

Hoy es el último día de campaña; quedan dos para las elecciones. Llega la hora de la verdad. La hora de decidir nuestro futuro.

Y llegamos a las urnas con un Gobierno arrastrándose en su propio fango. Un gobierno que se atrinchera en su incapacidad. Un gobierno que cada día que pasa nos ofrece un nuevo escándalo.

Es absolutamente insoportable lo que nos pasa con el Gobierno del PP y con Mariano Rajoy. No les basta con desear fuerza a sus amigos corruptos. No les basta con perdonar el fraude a los ricos. Utilizan los órganos del Estado para atacar a los adversarios políticos. Y lo único que hacen es querer disparar contra el mensajero… No hay democracia que pueda aguantar tanta basura. Tanta corrupción.

Y otra vez exigen que les regalemos el gobierno. Que les dejemos gobernar. Bueno, pues yo quiero decir que ni un solo voto Socialista apoyará al gobierno de Rajoy. Ni un solo voto Socialista dejará seguir en el poder a quien ha sembrado tanto sufrimiento. Que nunca vamos a apoyar al gobierno que ha marginado a medio país en la pobreza y que ha expulsado de su país a cientos de miles de jóvenes.

Ningún voto socialista indultará de la corrupción al Partido popular.

El domingo tiene que ser el día en que los alaveses y alavesas, los vascos y las vascas, expulsen del gobierno a Rajoy y su camarilla.

Nosotros no engañamos a nadie. Nuestro voto es claro. El que quiera parar a la derecha. El que quiera decir basta a la corrupción. El que quiera echar a Rajoy sólo tienen una opción: votar Socialista.

Es hora de hablar claro y sin engaños. Los que hablan y hablan sobre la nada para ocultar el vacío de sus propuestas, solo buscan engañar a la gente.

No quieren un cambio de políticas, solo quieren el poder.

Cada día que ha pasado en esta Campaña, Pablo Iglesias ha dicho una cosa diferente. Si está en Cataluña promete un referéndum de independencia; si viene al País vasco, habla del derecho a decidir en un país de países y si va a Sevilla se convierte en el más patriota de todos los españoles.

Eso es, simplemente, no tener principios. Sólo tiene ansias de poder. Está pidiendo que le sigamos a una aventura que nos conduce al precipicio. Y, de ninguna manera, le vamos a seguir.

Estos meses han sido suficientes para conocerle. Para saber que abandona a la gente a la primera de cambio y pasa del rescate ciudadano a querer controlar a los espías sin ningún pudor.

No se puede jugar con el sufrimiento de las personas que lo están pasando mal de esta manera.

No necesitamos aventureros sin principios sino políticos de verdad, que digan la verdad. Líderes que no engañan a la ciudadanía y que tengan como objetivo poner fin a estos cuatro años negros de Rajoy.

Y hoy al desconcierto e incertidumbre que ha impuesto las políticas neoliberales se añade la salida de Inglaterra de la Unión.

Es un día negro para todos nosotros. El referéndum de Inglaterra nos ha enseñado que no se puede jugar con fuego impunemente, porque nos terminamos quemando.

A los socialistas nos preocupa tanta irresponsabilidad. No preocupa y nos alarma los movimientos anti europeos, los euro escépticos, que empiezan criticando la Unión y terminan rompiendo Europa.

Ha llegado también la hora de la verdad sobre Europa. Ya no podemos andar estando sin estar. Diciendo que lo nuestros es nuestro y lo de Europa es a medias.

La Unión Europea no es algo ajeno a nosotros. Algo lejano. La unión europea es ya política local para nosotros.

No podemos seguir con rencillas internas, queriendo poner nuevas fronteras entre nosotros. Queriendo levantar nuevos muros a la Unidad. Estamos en el siglo XXI, ya no valen debates nacionalistas sin sentido sobre soberanías exclusivas y excluyentes. No se puede construir Europa troceando España.

Es hora de hablar claro: o nos salvamos todos juntos o nos ahogamos por separado.

Los nacionalistas grandes y los pequeños siguen con sus juegos de soberanía

Pero nos hace falta una Europa federal. Un mismo gobierno. Una misma fiscalidad. Una economía común. Unos riesgos compartidos. Y esfuerzos comunes.

Y los Socialistas somos la única fuerza política que apuesta claramente por fortalecer la unión. Queremos ceder soberanía. Queremos unir nuestra soberanía a la soberanía de otros países para construir un nuevo continente.

Alberto Garzón apuesta por romper con la Unión Europea y salir del euro… Eso es lo que quiere Unidos Podemos.

Pero, como decía, el domingo es la hora de la verdad. No estamos para aventuras. Tenemos que tener un gobierno fuerte y que tenga claro lo que quiere hacer.

Nos hace falta un gobierno que vaya a Europa con voz y propuestas,

Nos hace falta un gobierno que pare a la derecha. Nos hace falta un nuevo gobierno que asuma el liderazgo de la mayoría social de cambio y ponga en marcha nuevas políticas de progreso.

Y eso se consigue votando. Tu poder es tu voto. El domingo es el día D.

Y si quieres cambiar las cosas, vota socialista.

2017-01-15T11:08:09+00:00 24/06/2016|Blog|5 Comments

5 Comments

  1. encuestador 27/06/2016 at 12:49 - Reply

    Hola Patxi
    Soy encuestador del CIS. Las encuestas no se han equivocado, o por lo menos el macrosondeo del CIS. En ese sondeo TODOS los encuestadores comentamos entre nosotros que nunca nos había salido nada igual: no era posible que absolutamente todo el mundo nos dijera que iba a votar Podemos.
    El trabajo de campo estaba absolutamente sesgado y nos enviaron a secciones en las que se sabía que el voto iba a ser de Podemos.
    Las encuestas han sido la clave del triunfo electoral del PP
    Un saludo

  2. Jordi 03/07/2016 at 23:52 - Reply

    Ya ha comprobado que se ha equivocada un montón, como su jefe de filas.
    Muchos queremos cambios, pero no de la mano del PSOE dirigido por Pedro Sánchez.
    El PSOE es de poco fiar para mucha gente y esa apreciación ha aumentado desde el 20 D.
    El PP obtiene más apoyo ciudadano que el 20 D: sus duras medidas de gobierno eran inevitables tras el desastroso estado económico en que nos dejo el buenísimo insustancial de Rodríguez Zapatero. Mariano Rajoy es trabajador, ha tenido un equipo ministerial más que notable (con las excepciones que confirman la regla) y ha sabido administrar los tiempos tras el 20 D y los mensajes para el 26 J, como ponen de relieve los resultados electorales.
    Pero las reformas que nos convienen necesitan de una amplia base parlamentaria, de modo que PSOE, C’s y otras fuerzas leales a la Constitución y al Estado de Derecho, habrían de ponerse de acuerdo con el PP en lo esencial para poder llevarlas a cabo con solvencia.

    ¡Cambien el roñoso discurso de muchos miembros y dirigentes del PSOE, por favor!

  3. Jordi 24/07/2016 at 05:59 - Reply

    Señor Diputado, una vez apeado de la Presidència del Congreso de los Diputados quizás empiece a aceptar que España no se gobierna, no queremos que nos la gobiernen desde los eslógans de la propaganda.
    Su partido, en el que hay también compatriotas dignisimos, anda en horas bajas. ¡Por algo será!

    Le animo a que se ponga usted también a trabajar duro para que tengamos Gobierno, presidido por el señor Rajoy, y con una base parlamentaria de apoyo SUFICIENTE.

    Usted sabe que el voto secreto favorece que nuestros electos puedan actuar, sin riesgos, en conciencia. Y esos 10 votos, que pueden venir también desde las filas del PSOE, nos recuerdan a todos que el titular del Acta es el electo, no el partido en cuyas listas concurrió a las elecciones.

    No estamos para más jueguecitos,¿no le parece?

    Pacten ya sobre los asuntos que urgen por favor.

  4. Jordi Miralles 27/08/2016 at 23:07 - Reply

    Poco original, Patxi. El PNV se reclama europeistas desde que Aguirre dejó de usar chupete. Los nacionalistas catalanes se declaran europeistas desde antes de que Pujol fuera encarcelado en la prisión de el Torrero. Los de ERC se consideran europeistas de pata negra. Y suma y sigue.

    El socialismo europeo no se muestra alérgico como el que encabeza Pedro Sánchez ante un Gobierno de Gran Coalición.
    Estoy a la espera de que haya algunos Diputados socialistas decididos a romper la disciplina de partido para que haya investidura de Mariano Rajoy y formación de Gobierno.

    La corrupción ha trufado el partido socialista y el partido popular, también a los partidos nacionalistas. El discurso actual de Pedro Sánchez y sus pretorianos sobre la corrupción, carece de credibilidad para quienes tenemos memoria o consultamos la hemeroteca.
    Y Podemos, tan mediático y bueno diagnosticando, es confuso y turbio en lo que pretende y en sus fuentes de financiación tanto como en sus apoyos internacionales.

    El PSOE anda muy cerca de quebrarse.

    Y usted NO VA A PUBLICAR este comentario.

    ¡PENOSO!

  5. Jordi 01/09/2016 at 06:48 - Reply

    Quien te ha visto, de “lehendakari” gracias al apoyo del PP, y quien te ve, apuntalando al insustancial Pedro Sánchez, el del triple NO.

    Y filtrando comentarios para rechazar los que no te bailan el agua.

    ¡De pena!

Leave A Comment Cancelar respuesta