Twitter; la pérdida de la inocencia

FOTOGRAFIA: ALFREDO AGUILAR

Hoy he vuelto a Granada, cuatro años después, para participar en el evento más grande que hay de Twitter en el mundo. Ha sido un verdadero honor haber intervenido en el primer tuit-mitin del Talking About Twitter (TATGranada). Comparto con vosotros el texto de mi intervención:

Hola buenos días a todos; soy Patxi López. Estuve aquí en el primer congreso y me hace mucha ilusión estar de nuevo con vosotros, aunque me siento un poco dinosaurio.

Estrené en el año 2008 mi cuenta de Twitter. Mi cuenta nunca ha sido una cuenta política, sino una cuenta personal de un político.

Cuando empecé, Twitter era casi un mundo aparte. Una comunidad de personas que habían buscado un nuevo espacio relacional. Y sobre todo, quiero recalcar, twitter era un mundo generoso; mirar, ver, aprender y compartir iban siempre juntos. Era un mundo auténtico, en el sentido de que nadie buscaba la transformación, la apariencia. Hoy, a veces, echo de menos esos primeros momentos. Twitter ha perdido la inocencia y parte de la generosidad.

Creo que soy de los primeros políticos, si no el primero, que se arriesgó a este mundo del Twitter.

Hoy la política ha invadido de lleno el mundo de Twitter. Y casi todos tienen equipos que gestionan sus tuits. No es una crítica, sino la constatación de que han surgido un nuevo tipo de cuentas, que son “cuentas marca” y como tales deben ser gestionados por equipos.

Yo he preferido seguir con mi humilde cuenta personal. Nunca lo he utilizado para hacer campañas electorales y competiciones; me vais a permitir, que, aunque estemos prácticamente en campaña electoral, tampoco lo haga hoy, prefiero compartir con vosotros mi experiencia personal.

Los primeros años la prensa ha mirado con desdén a la comunidad Twitter, sin embargo hoy lo utiliza como fuente de información, como fuente de información política, pero también, como la forma de utilizar innumerables fuentes anónimas que informan en línea sobre acontecimientos importantes.

Esto ha provocado que muchas cuentas políticas no busquen ya informar a la comunidad tuitera sino provocar el rebote en el mundo de los medios de comunicación.

Casi todos los políticos utilizan Twitter como herramienta para pasar a los periódicos o la televisión. Las cuentas políticas inician cada día una guerra de posicionamiento con Trending Topics, porque eso les da la entrada en los medios. Son en gran medida falsas e irreales, porque ya no participan personas en el debate de la comunidad sino que son grupos organizados que no buscan opinar sino lograr mejores números que el oponente.

Y se está dando, también, un incremento de la violencia verbal y de insultos inusuales entre los miembros de la comunidad tuitera. Pero la característica fundamental es la “inautenticidad” de los tuits que se expanden de forma organizada con “Copy Paste”.

Seguramente la parte más verdadera e interesante de la primera comunidad, cuando yo comencé, era la autenticidad del tuit. Podías compartir o no, pero sabías que detrás de un tuit había una persona real que opinaba. Yo tenía muchos insultos del mundo filoterrorista de Euskadi. Ataques furibundos. Pero eran auténticos. Eran gente que me odiaba de forma personal.
Ahora ni el odio es verdadero.

Por eso he titulado esta intervención “Twitter; la pérdida de la inocencia” Y aún será mayor porque, previsiblemente, lo mismo que ha hecho el mundo de la política lo van a intentar las empresas, las marcas comerciales.

Recuperar la inocencia de los primeros tiempos ya no va a ser posible, pero seguramente tenemos que aceptar en la misma plataforma agentes con intereses diferentes. Pero debemos buscar la forma para que la comunidad genuina tenga un espacio propio, separado de las luchas de intereses de políticos o empresas.

Pero sobre todo, para mí, el mundo Twitter no es el conjunto de millones de tuits, sino la comunidad de tuiteros que me han ido enseñando muchísimo. He conocido personas muy interesantes, alguna como @nagodelos, que esconde a Nagore de los Ríos, ha colaborado conmigo.

Y he tenido un enorme privilegio también; la posibilidad de aplicar las cosas que me han ido enseñando, o mejor, incorporar a mis equipos personas que sabían muchísimo más que yo. Al ser Lehendakari lo primero que hice fue poner en marcha “Irekia” el primer gobierno abierto de España, uno de los más punteros en el mundo aquellos años. Estoy especialmente orgulloso de haberlo hecho, pero sobre todo agradecido a esos jóvenes emprendedores que estuvieron dispuestos a colaborar en mi proyecto de gobierno.

O el primer proyecto español de “Open data” con la colaboración de @alorza.

Hoy el concepto de Big Data, es lo más común. Pero aún estamos en los inicios. La administración es un gran baúl de información. El poner todo eso en abierto y en formatos reutilizables, no es sólo profundizar la democracia, sino llevar la igualdad de oportunidades y la competitividad a miles de empresas.

También está haciendo surgir una nueva disciplina periodística: el periodismo de datos, paralelo al periodismo de investigación.

Un salto más reciente es el tratamiento gráfico de los datos, porque aportan nueva información. El soporte gráfico no es una forma diferente de organizar la información sino de añadir nueva información.

Hace algún tiempo conocí a dos jóvenes que buscaban planetas, hace 15 días les he visitado en su empresa CartoDb la mayor Startup Española.

O como la empresa Ticketbis que han vendido por un dineral.

Con esto quiero decir que el mundo de Twitter alberga un gran número de personas emprendedoras, pero sobre todo un enorme conocimiento colectivo.

Yo quiero hacer un reconocimiento sincero a tantos miles de jóvenes emprendedores que están buscando nuevos espacios de desarrollo.

Y os quiero decir una cosa, la mayoría de los intentos fracasan. Nada es fácil. Pero yo quiero hacer un reconocimiento especial a los fracasados, son los pioneros que van abriendo vías a los siguientes. Los intentos fracasados deben ser escuela de aprendizaje, no de marginación social o descrédito.

Y en Twitter, además de escribir hay que saber escuchar. Es como más se aprende. La escucha activa es una enorme herramienta para ayudar a tomar decisiones. Es verdad, que en esto tengo colaboradores que me ayudan, por la complejidad de herramientas de escucha y por él tiempo necesario. Pero en Twitter tan importante como hablar es saber escuchar.

Y terminó con algo cada vez más importante, está bien que la administración sea cada vez más transparente, pero debemos tener derecho a saber lo saben de Nosotros.

Debemos reclamar el derecho a hacer esta pregunta:

¿Dime Gran Hermano, qué sabes tú de mí?

Muchas gracias.

2017-01-15T11:15:47+00:00 06/06/2016|Blog|0 Comments

Leave A Comment