Hace 25 años, ETA secuestró y asesinó al concejal del PP de #Ermua, Miguel Ángel Blanco. La reacción de valentia de la ciudadanía y la unidad de todos los partidos políticos forjaron el espíritu de Ermua. Hoy nuestra obligación es seguir sosteniendo ese espíritu colectivo.

 

El domingo en #Ermua se va a celebrar un acto de homenaje a Miguel Ángel Blanco que tiene que ser de unidad. Usar ese acto para dividir y confrontar sería el peor ejemplo para la ciudadanía. Confío en que todos y todas estemos a la altura del espíritu de Ermua.